¿Qué son los Registros con Trabajo Personal?

Los Registros Con Trabajo Personal (en adelante RTP) son una forma terapéutica que agrega a la Psicología del Bienestar la herramienta de los Registros Akásicos.
En un proceso terapéutico , cada consultante tiene un motivo manifiesto de consulta. Aquello que siente que le está impidiendo ser feliz, o sentirse pleno.
En los Registros con Trabajo Personal, el proceso terapéutico comienza por una Lectura de Registros Akásicos. La misma da información al consultante sobre su situación en las distintas áreas de su vida. Y de forma concreta, le dicen el motivo real de la consulta. El motivo que muchas veces ni el propio consultante puede ver, desde su implicancia, para sentir que necesita ciertos cambios en su vida. Procesar determinados hechos o vínculos.
Como los Registros Akásicos trabajan sin preguntas, la información que se recibe clara y concreta, es el material a partir del cual se comienza a trabajar en caso de así desearlo quien consulta.
Por esta razón no cualquier tipo de Lectura de Registros Akásicos sirve para realizar Registros con Trabajo Personal. La Lectura de Registros debe ser:

  • Realizada sin preguntas previas ni información de ningún tipo salvo el nombre y el apellido.
  • Concreta, clara y específica. Sobre hechos que el consultante reconoce como vividos o pertenecientes a su vida.
  • No todas las situaciones son tratables con Registros con Trabajo Personal. Y eso surge de la propia Lectura de Registros.
  • Realizada por un Licenciado en Psicología, a efectos de garantizar el cuidado, la ética, los encuadres y el respeto a la vulnerabilidad del paciente.

Bajo ningún concepto el profesional tratante le indica al consultante qué hacer o qué no hacer. Las decisiones surgen del trabajo en conjunto y del análisis del consultante de las situaciones, emociones, relaciones.

¿Cómo funcionan en la práctica los RTP?
Una vez realizada la Lectura, se fija un encuentro en dónde, con los Registros abiertos, se desarrolla una sesión de terapia. La misma se basa en señalamientos y devoluciones a lo que el consultante manifiesta. La diferencia, es que cuando el consultante intenta evadir el núcleo de lo que se está trabajando, la dinámica de la terapia lo redirecciona. Evitando los mecanismos de defensa tales como la negación, la represión, la proyección en una medida elevada.
Mi experiencia me muestra que muchas veces la causa del malestar del consultante está relacionada con la percepción de la misma como algo imposible de resolver. Como si se fueran cayendo las pieles de una cebolla, va quedando a la vista lo simple que es tan complejo de cambiar/mover.
Como esto modifique la vida de cada consultante, depende de su Deseo de realizar cambios realmente en su vida. Y al chocar contra la resistencia, los Registros van guiando al terapeuta , hasta encontrar la manera en que el consultante sienta por sí mismo, en donde está la respuesta a cada pregunta.
Cada sesión dura una hora y es de gran intensidad. Por eso se recomienda realizarlo una vez cada 15 días o una vez por mes. Para que se den los procesos debidos internos.
En cada encuentro, se pide al consultante que realice algún tipo de ejercicio o tarea vinculadas a herramientas de la psicología gestáltica, metagenealogía, eneagrama. Cada encuentro es una obra de arte y no hay dos Registros con Trabajo Personal iguales.
El proceso se construye sobre el Deseo del consultante. Este se demuestra de una forma práctica al realizar una variación al encuadre típico terapéutico. En lugar de tener un día y una hora fijados en forma previa, cada encuentro depende de que el consultante se comunique, exprese la voluntad de tener una consulta y la persona que maneja la agenda le facilita el poder hacerlo cuando lo solicita. De esta forma, queda en manos del consultante la decisión de continuar adelante con el proceso.
Desde que realizo los RTP con este sistema, las personas que no tienen verdadero interés abandonan (un porcentaje muy bajo) y aquellas que Desean seguir, sostienen y mantienen su espacio terapéutico en el tiempo con responsabilidad y cuidado. Como cuidamos nuestro espacio terapéutico habla de como nos cuidamos y queremos a nosotros mismos.
Las terapias no tienen tiempos pre fijados. Quien consulta puede abandonarla cuando quiera. Al saberlo se da el curioso efecto de elegir una y otra vez continuar buceando en el autoconocimiento. Nada lo obliga. Nadie tiene expectativas.
El contrato terapéutico es “Trabajamos con tu Deseo de sentirte bien y avanzar, de conocerte y ser feliz, y te acompaño desde el respeto y el Amor. Dando tiempo a tus tiempos y acompañándote en tus movimientos”
¿Cómo puedo iniciar el proceso de Registros con Trabajo Personal?

  1. Agendando una hora para realizarte una Lectura de Registros Akásicos. Cuando lo hagas, aclará que te gustaría iniciar un proceso terapéutico. (RTP).
  2. Una vez realizada la Lectura, en esa instancia, si te sentís cómoda y te parece que soy la persona adecuada para acompañarte en tu proceso, al terminar la misma, agendás un nuevo encuentro.
  3. En caso de encontrarte en tratamiento psiquiátrico, se solicita ponerlo en conocimiento.
  4. Esta terapia se realiza con una Licenciada en Psicología, egresada de la Udelar. Quien a su vez se dedica a la Lectura
    de Registros Akásicos hace 17 años y a los Registros con Trabajo Personal desde el 2010.

Ponte en contacto por más información