Blog - Nunca estamos solas

Que nadie decida por vos, es tu responsabilidad

Las decisiones que no tomes, otros las toman por vos..
Sencillo. Y lo sencillo, es complejo.
La vida me vivía. Las cosas pasaban sin elegirlas .Y tenía que hacer frente a las consecuencias.
Miraba hacia atrás y no veía donde estaba la trama, ni el desenlace, diría Drexler. Si lo Superior estaba a cargo y yo sólo era un títere de mi destino, ¿Cuál era mi rol?. Me olvidaba del libre albedrío. No entendía cómo funcionaba. Porque las palabras suenan hermosas, pero ponerles contenido, no es poesía, es realidad.
Llegados a estas alturas, siento que hay un Plan trazado para cada uno. Pero cómo actuamos frente a los hechos, define la existencia. En un momento crucial de mi vida, no aceptar que no era poseedora de ninguna verdad, me hizo pensar que los equivocados eran otros, me cerré en banda, y me rompí. Porque cuánto menos flexible, más fuerte crujimos al quebrársenos los huesos del alma que nos recuerdan que somos humanos. Humildemente, humanos.
Con lo que, esas decisiones que no te animás a tomar, te dejan a la deriva. Y el término “fluir” hay que usarlo con prudencia. Si fluir es no hacer esperando que mágicamente se arreglen los temas, a partir del ingreso de Plutón en Acuario, que marca la energía de los próximos 20 años, la sustituiría por “VIABILIZAR”.
Que es volver viable lo que queremos. Salirnos de las negaciones, de la cerrada de ojos ante lo que nos está matando, y animarnos a aterrizar en el plano concreto, las ideas que merodean como fantasmas entre mundos y nos adormecen. Los sueños que piden a gritos coraje y les regalamos desamor. Porque si querés ser escritor, escribí. Pintora, pintá. Cantante, cantá. Animáte a utilizar tus dones. Osando frustrar a los que tienen el sartén por el mango de tu vida. Padres, pareja, hijos, público en general. No son ellos los que nos obligan a nada. Somos nosotras las que no decimos “Hasta acá!”. Fuerte, claro, poderoso, revolucionario, incendiario, fabuloso. Y que si no nos quieren realizadas que no nos quieran, caramelos! Que eso no es Amor, es símil chocolate de pésima calidad.
Merecemos decidir. Concretar. Ser y Hacer.
¿Estamos de acuerdo?

Simone Seija
La Psicóloga que leo Registros Akasicos 

Deja un comentario