Blog - Nunca estamos solas

Poder decir me equivoqué…

Poder decir me equivoqué. Parar. Contactar con lo que se siente. Expresarlo. Rearmarse. Seguir. No darle más trascendencia que la que tuvo a ese momento. Permitirse ser, reinventarse, oler el terreno y saltar al mar.

En una sociedad donde el cuerpo, lo que producimos, lo que pensamos, lo que somos, debe ser perfecto para aparentemente valer.

En un mundo donde la autenticidad es vista como peligrosa, donde se cronometra el éxito, y se pone un precio a todo.

Animarse a vivir, errar, caer, levantarse, seguir y cantar, eso es ser humanos en sintonía con su esencia. Que se quiere lo suficiente para no castigar,castigarse, ni permitir que lo castiguen…

Bendiciones!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario