Blog - Nunca estamos solas

Pasan los años…

Pasan los años y los amores. Las experiencias, los goces, los dolores.

Pasa la vida y el alma se llena de cicatrices. Comenzamos a levantar corazas, para poder seguir adelante sin ser tan intensas, tan viscerales, tan ¿imprudentes?

Hasta que sucede algo mágico. Un encuentro. Una mirada. Un beso. Un llanto bien llorado.

Y permitimos que el muro que nos protegía de sentir tanto, caiga bien caído. Queda expuesta el alma , el manantial de amor, la potencia de amar y ser amadas.De crear y ser creadas. De mirar y ser miradas. De tocar y ser tocadas. Por la vida!

Si me das a elegir una existencia calma como de aguas muy mansas, con momentos serenos y seguridades varias. O la desprolijidad del azar, la pasión, los raspones, las glorias, las gargantas abiertas y los ojos con cielo no lo dudo un instante…

Prefiero ser como el fruto rasposo de esos cocoteros que se abren de un tajo y desbordan dulzura… aunque duela, aunque sienta, aunque ame y en medio de todo eso pueda perder la perfecta compostura.

El partido… se juega en esta vida… despiertas, conscientes, sabiendo lo que queremos y no queremos, pero sobre todo, dejándonos querer.

Bendiciones!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario