Blog - Nunca estamos solas

NOS DESEO…

En este año nos deseo sabiduría para elegir aquello que haga que nos valga la alegría estar vivas.
Amor con qué sostener nuestras decisiones, por más nuevos que sean los mares a surcar. Para que venza por sobre todos los temores y ensanche nuestra mirada, nuestra mente y nuestro corazón hasta comprender que no hay otra frontera que el cielo entre los humanos.
Nos deseo la fuerza de gritar ante las injusticias.
Que nuestras jaulas mentales se abran de par en par para descubrir que nada nos detiene salvo nosotras mismas.
Nos deseo un amor que nos levante en brazos, que nos bese con pasión, que nos haga sentir únicas, que nos recorra con la mirada de los pies a la cabeza y nos sepamos hermosas. Un amor que sepa de memoria nuestros pliegues y los ensalce. Que nos sostenga la cabeza cuando estemos enfermas y nos peine las alas cuando queramos volar. Y viceversa. Que todo eso podamos dar.
Nos deseo la valentía para construir los sueños en la parte de la tierra que nos toque estar.
Nos deseo amigos presentes en espíritu y lealtad. No los de fiesta sino los de todos los días. Que no quiero vajilla fina para días especiales, sino que los días especiales sean todos en la mesa de la amistad.
Nos deseo saber que la edad es un número. Que el “es tarde para” no existe. Que siempre hay un comienzo si sabemos cerrar bien el final.
Nos deseo elegir en qué y en quien poner la energía. Porque el tiempo y las ganas son nuestro tesoro. Y así como administramos las finanzas , administremos las horas y el deseo.
Nos deseo compasión para ver a quien nos necesite. Para dar una mano a quien cree que no llega a la orilla. Y dejarnos remolcar cuando sintamos que no podemos más.
Nos deseo desnudarnos del disfraz de súper héroes y caminar el mundo siendo los que somos, que mayor placer y regalo que ese no habrá. Se llama autenticidad.
Nos deseo la chispa de vida suficiente para iluminar los lugares donde vayamos, las personas que abracemos, las palabras que pronunciemos, los proyectos que iniciemos.
Nos deseo ser agradecidas por la vida misma y todo lo que ella nos da. Por el sol de cada día. Las estrellas de cada noche. Las bendiciones infinitas. Porque del agradecimiento surge el Milagro Mayor de la felicidad serena y constante de la aceptación insumisa de que Todo es para bien en la perfección del plan que nosotros mismos construimos.
Te deseo que seas la persona espléndida que eres. Y que brilles como el sol que ilumina tu año entero. Que nuestras luces se unan y sean la llama poderosa que enciende en Amor el mundo. Todo eso y mucho más…te deseo, me deseo, nos deseo…porque nunca, nunca, estamos solas…

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario