Blog - Nunca estamos solas

Merecemos una vida vivida

“La vida no vivida es
una enfermedad de la que se puede morir.”

Carl Jung

La vida nos pone en un rol que es en los inicios, el que los otros necesitan de nosotros. Pensar en el lugar que ocupamos como hijos, lo que se depositó sobre nosotros, las palabras que se nos dijeron y se escribieron a fuego en nuestra visión del mundo, es una de las llaves para rascar detrás de las estructuras que en el hoy nos impiden sentirnos bien con la vida que llevamos.
Tanto si fuimos rebeldes como sobre adaptadas, se trata de las dos caras de una misma moneda. La manera de funcionar que nos inventamos para poder vivir. Que de adultas ya no necesitamos, porque no dependemos de agradar a otros, pero seguimos echando mano porque es lo que conocemos.
La etiqueta de ser problemática o tan buena hija lleva adheridas infinitas consecuencias en el hoy. Primero identificá los etiquetados que te cubren. Esos comentarios que creciste escuchando y que te hacen creer que sos una persona determinada. Y después escribílos. Si es posible, con ejemplos claros o frases concretas. No se trata de enojarse con nadie. Se trata de reformular quien soy, por fuera de lo que me construyó y no es mío.
Ante cada etiqueta, me pregunto si yo creo que soy así. Así como me dijeron que era. Poner en duda lo que otros dicen sobre nosotros es un acto de salud mental.
Quedarse sin etiquetas es como quedar desnuda. Podés vestirte con los conceptos sobre vos que sientas verdaderos. Estar desnuda mientras encuentro mi nuevo Ser que va aflorando es incómodo. Doloroso casi. Nos deja a la intemperie, respirando aire puro y sin smog. Merecemos una vida vivida…

Escrito por Simone Seija
La Psi que leo Registros Akásicos
Consteladora Akásica

Deja un comentario