Blog - Nunca estamos solas

Los derechos son tuyos. Luchar por ellos es tarea de todas

“No se puede tener todo, a algo hay que renunciar siempre”.

8 de marzo del 2024. Las estructuras caen,los contenidos de las palabras se vuelven a definir. Ser mujer, es tener derecho a todo, si eso querés. Tenés derecho a formar una familia o no, a tener hijos o no, a trabajar, a realizarte, a cambiar. Tenés derecho a comenzar las veces que sean necesarias. Y a irte de los lugares . Tenés derecho a poner bienes a tu nombre, a administrar el dinero, a tomar decisiones sin consultar. Tenés derecho a tener amigos de cualquier sexo y a entablar relaciones que te colmen y te hagan feliz. Tenés derecho a no querer cocinar, y a que no te interese aprender. Y a soñar con ser la que pilota un cohete a la luna, no la que espera a que vuelva el hombre que lo piloteó. Y podés decirme que todo esto es obvio. Pero trabajo de lo que trabajo, y duele ver cuántas mujeres se olvidan que tienen derecho. Por cuidar a otros. Por sostener a otros. Por ayudar a otros.
Ser mujer es tener amigas y amigos que nos quieran bien. Que se alegren con nuestra alegría, que no deseen ser nosotras, ni tener nuestra vida, ni nuestra pareja, ni nuestros hijos. Es rodearse de mujeres y hombres no tóxicos. Es sanar las heridas propias para entablar vínculos sanos.
Ser mujer es todo aquello que te animes a Ser y a Querer. Sin importar edad, forma de tu cuerpo, color de tu piel, religión ni creencias. Ser mujer es, ante todo, ser personas. Seres deseantes de una vida propia, y responsables por las elecciones que tomemos y las consecuencias que la determinan.
Ser mujer es el recordatorio constante de que cada día, sostenemos un lugar difícil de ocupar. De definir. De conseguir. Ser mujer no es un día solo, son todos los días. Y tener presente, que la historia nos puso en un lugar del que cuesta y sigue costando salir. Juntas es mejor. Y cuando alguna se olvida que tiene derecho a todo, y no debería renunciar a nada simplemente porque otro así lo quiera, ahí estamos nosotras, las Otras, para recordarle, que ser mujer es honrar la vida cada día. A la propia manera.

Simone Seija
La Psicóloga que leo Registros Akásicos

Deja un comentario