El espacio físico donde nos movemos determina en gran medida nuestra energía personal. Sea nuestra casa, nuestra empresa, nuestro consultorio.

Que las relaciones personales, lo económico, la salud está en gran parte relacionada con nuestros lugares es una realidad que a veces no tenemos demasiado clara. Ni en cuenta.

Como sucede con gran parte de lo vinculado a mi actividad en los Registros, una amiga me pidió que hiciera los Registros del lugar donde trabajaba. Una empresa instalada en un edificio de más de 100 años, de tres pisos sin ascensor.

Fue así que implementé una manera de trabajar cómoda, eficaz y sobre todo…segura. Basándome en los planos del lugar (algunas veces en los realizados por un agrimensor, pero la mayoría los dibujados por los interesados), abro los Registros y van determinando en qué situación energética está cada área, las soluciones para resolverlo y una breve reseña de las energías de las personas que trabajan o viven, para dar sugerencias comportamentales.

Primero una empresa, luego una casa, y otra, y otra, otras empresas, hasta que me di cuenta que es una actividad que estoy haciendo regularmente, pero que no todo el mundo sabe que es posible realizar.

Se sugiere en lugares donde se “ven” o presienten presencias. Cuando se da la rotura de caños, lámparas de luz, accidentes frecuentes, pérdidas económicas imprevistas. También cuando no se puede dormir con tranquilidad en determinadas habitaciones. Cuando las personas que viven en un lugar tienen cambios de humor bruscos y agresivos. Cuando tenemos la sensación de ser observados.

La Lectura de Registros de los espacios personales permiten saber cómo están las energías que nos rodean, comprender algunos fenómenos y reencauzar y equilibrar situaciones.

Ponte en contacto por más información