Blog - Nunca estamos solas

LA DEPRESIÓN Y LOS REGISTROS AKÁSICOS

Alguien me escribe y me dice que está pasando por una gran depresión, si es posible realizar una Lectura de Registros a la brevedad.

La respuesta, nacida del ser psicóloga es :” Sugerimos que consultes a un profesional de la salud que evalúe la situación.Luego, si el mismo considera que realizarte una Lectura es pertinente, te agendamos.” Profesional de la salud no alternativo. Lo alternativo se vuelve peligroso si es utilizado sin cuidar al otro.

La depresión es una enfermedad, física y psicológica, que provoca tristeza, sensación de no querer seguir adelante, que no hay salida. Nos impide pensar y actuar como lo haríamos normalmente. Esta enfermedad afecta a un gran porcentaje de la población mundial, con mayor o menor intensidad. Cuando estamos en una fase aguda, se hace difícil incluso, seguir un proceso terapéutico…porque ni siquiera podemos pensar. Es el momento en que como psicólogos sugerimos la posibilidad de recibir ayuda farmacológica hasta que se restablezca el ánimo de la persona, y luego se retira gradualmente la medicación.

¿Qué puede pasar si alguien en estado de depresión aguda se hace Registros? O que no comprenda el significado exacto de lo que le están diciendo. O que se sugestione. O que ante cualquier información que no sea lo que espera escuchar tenga un recrudecimiento de su malestar.

La salud mental es tan importante como la salud del cuerpo todo. Nadie pediría hora para ir a entrenar si tiene un tobillo roto. Pues esto es igual. No le exigimos al cerebro y al ánimo que se esfuercen cuando tienen que fortalecerse y cuidarse.

Los Registros son sanadores. Pero no mágicos. Y quiénes leemos Registros somos responsables de cuidar a quien llega a ellos. No estoy hablando de una tristeza, o de un “bajón”. Me estoy refiriendo a cuando estamos en la etapa de desesperación, de llorar por cualquier cosa, de sentirnos afectadas por lo mínimo.

Nos enseñaron a cuidar el cuerpo, pero no el alma. Cuidar el alma es darle al ánimo lo que necesita cuando está enfermo. No salimos a caminar bajo el sol con fiebre. No utilizamos lo alternativo cuando hablamos de salud mental. El estado de fragilidad puede volvernos dependientes y no poder ejercer nuestro libre albedrío-

Cuídense y quiéranse. Son muy valiosas e importantes. A no olvidarlo. Bendiciones infinitas! Nunca estamos solas!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario


Tu email no será publicado