Blog - Nunca estamos solas

El tiempo del reloj…

El tiempo del reloj en mi mesa de luz terminó.
Toda mi vida adulta con esos ojos verdes mirándome en la negrura de la noche.
Recordándome que me quedan tantas horas para que le suene la panza y me tenga que levantar.
Vueltas y vueltas sobre mi misma para enfrentarme al paso inflexible del tiempo que me rige todo el día… ¿y que me acompasa la noche?!!!!
El tiempo del reloj en mi mesa de luz terminó.
Programo una música amigable que me invite a salir de los brazos de Morfeo, y al lado del libro enciendo un «llamador de la Luz». Una pequeña vela alquímica que me acompaña amorosamente.
Tomar conciencia de las rutinas. De las repeticiones.
En nombre de todos los relojes de ojos verdes que durmieron en la nuca de mi árbol genealógico, sano la invasión de nuestro tiempo de descanso y jubilo al mío que ya le llegó su momento de dormir tranquilo…

Bendiciones!!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario