Blog - Nunca estamos solas

¿Cómo vas a relajarte cuando nunca sabes si alguien a quien quieres está enojado contigo?…

¿Cómo vas a relajarte cuando nunca sabes si alguien a quien quieres está enojado contigo?

Una de las formas de manipular la voluntad de otros es el enojo.

Si hago memoria vienen a mí labios fruncidos por causa de vaya a saber qué cosas que uno pudo haber hecho, como forma de hacer saber que se estaba en desacuerdo. Ni una palabra. Ni un reproche. Simplemente la frialdad del enojo.

Al crecer repetí los modelos. Porque si en casa nos enseñan a comer huevo frito, comemos huevo frito en todos lados. Y me tocaron varios ceños fruncidos que sin mediar explicaciones me ponían en el congelador sin tener muy en claro en donde estaba mi error.

Hoy me doy cuenta del monto de estrés permanente que implica estar pendiente de que un otro no se disguste. De ese tener que cuidar lo que se dice, lo que se hace, hasta lo que se siente.

Pero se normaliza, se vuelve parte de la vida, y comenzamos a caminar como sobre tacos altos por caminos de piedra…incómodas, despacio y cuidando de ver de no torcernos.

Si te sientes cansada, estresada, presionada, cruza a la vereda de enfrente y mira como de lejos tu propia vida.

¿Quién está manejando tu vida en base a sus enojos y ceños fruncidos? ¿Quién se lleva tu alegría, tu fuerza, tus ganas, tu valía?

En el preciso momento en que le das captura a la situación, medio camino está recorrido. El más importante. Para lo que falta…date tiempo, y mucho amor hasta encontrar la salida….

Bendiciones! vivir en paz no debería ser negociable…

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akasicos

Deja un comentario