Blog - Nunca estamos solas

CELEBRANDO LA VIDA DE MI ALMA HERMANA

Entre la roca árida, ahí mismo puedes dar flor. La flor de tu milagro…
Nos reímos cuando le llamo “milagro viviente”. Pero es verdad. Es el milagro de amor que ha sabido enfrentar y vencer tantos dragones de fuego .Hoy cumple años mi tercer ex marido , y es su primera vez.

Por que es su primer cumple vida después de su trasplante de riñón, en febrero de este año. Dando inicio a la parte más luminosa de su paso en esta tierra. La de hacer aquello para lo que encarnó.

Hace años comenzó con la medicina china. Hasta que atendiéndome nos dimos cuenta que hace mucho más que eso. Limpia. Sana. Activa. Protege. Sus manos van directo a los puntos que tiene que ir, y sólo él sabe como logra lo que logra.

En ese descubrimiento estaba cuando empezó una etapa compleja. Primero falló un riñón. Luego el otro. Diálisis.

Y fue una semana antes de irme a París que me llamó:

-Es hoy. Me trasplantan hoy.
Caí internamente de rodillas y lloré mucho. Luego me preparé. La batalla era esa noche, cuando le hicieran el trasplante.

Llegué justo antes de que lo subieran a block. Y nos dijimos lo de siempre. Lo de toda la vida.
Quedáte si querés. Yo voy a estar.-
Quiero seguir viviendo. Esperáme que vuelvo.

Sabíamos pocos. Mi gran amiga maga alquimista desde su casa con sus herramientas y yo en el sanatorio, cada una elevamos las espadas. Agradecimos al alma que partió para que ese órgano llegara. Pedimos consuelo para la familia. Iluminamos a los médicos y pedimos asistencia. Unimos nuestras fuerzas alrededor de ese lugar sagrado donde la muerte daba vida. Y durante cuatro horas fuimos una fusionadas en luz.

El riñón lo aceptó y él al riñón. Cada dos por tres lo veo haciendo posturas de yoga o movimientos de artes orientales que antes no sabía. Y llegaron para formar parte de su nueva vida desde la que se integró a su cuerpo.

Hoy cumple años y hace 8 meses que volvió a la vida. Casi nadie sabe que ese hombre de ojos azules y humanidad infinita, ese que planta cara a las oscuridades y abre paso a las energías luminosas, ese que es el único en quien confío a la hora de cuidar mi salud espiritual, ese mismo…volvió de lo sucedido con el doble de fuerza.El doble de sabiduría. El doble de compasión y disciplina. Con su propio milagro.
Nos quedamos en este plano mientras es voluntad Divina. Vivir haciendo lo que amamos hacer. Tener el valor de hacerlo. Ser pura fe en movimiento. De eso se trata.

Las grandes pruebas son oportunidades. Bendiciones disfrazadas de luto que se quitan el velo negro y aparecen vestidas de fiesta.

Celebro tu vida. Celebro haberte conocido. Celebro tu valentía. Celebro que curaras mi orfandad porque después de conocerte supe lo que es vivir sintiéndome querida y aceptada tal como soy. Sin exigencias, ni expectativas, ni juicios, ni críticas. Amor del puro. Del bueno. Del que nadie me había dado jamás.

Celebro que tu fuerza y sabiduría se hayan duplicado y estén al servicio de la luz, ayudando en los procesos de personas que como yo, necesitamos de tus manos sanadoras. Celebro que te hayas animado a construirte la vida que vivís y ser parte de ella.

Porque somos almas hermanas, reversos de una misma moneda. Gracias por reconocernos, sabernos y elegirnos. Cada vez. Con lo que tenga que venir. Juntos a la parr. Porque sos de la tribu de hombres buenos que sabe caminar codo a codo con nosotras.

Por tu vida Gracias Gracias Gracias.
Porque nunca estamos solas… hoy comparto mi alegría de celebración con cada una de ustedes. Gracias por estar en mi vida!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario