El verde y el azul son colores curativos

"El verde y el azul son colores curativos. Toma el color verde y colócalo como una pelota girando a la altura del centro de tu pecho y acércalo hacia ti. Una vez que hayas hecho eesto , respira esa bella luz verde. A medida que limpia tus órganos, podrás sentir su fuerza y su energía dándote paz y curando las partes internas de tu cuerpo.

El violeta es el color de la conexión y la protección espiritual.

En este momento, siente todo tu ser vibrando en el suave resplandor de la luz violeta.

Siente como la vibración se mueve por tu cuerpo desde la punta de la cabeza, a través de tu columna hasta tus órganos internos, y después hacia abajo hasta los dedos de los pies.

Ahora reemplaza esta luz violeta por una luz blanca, Crea un capullo con esta Luz para que rodee todo tu cuerpo. Esta es la luz de la protección.

Cada vez que entres en una multitud de gente desconocida o en un lugar que no te resulte familiar, este círculo de protección te resguardará de cualquier fuerza negativa que pueda haber allí. Esta bella Luz blanca permanecerá contigo...."

Simplemente Luz- Karen Berg

Registros Akásicos - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 2015 Pablo Benítez