Ser fiel a uno mismo...

Ser fiel a uno mismo es animarse a ser.
A correr el riesgo de recorrer un camino propio.
A crear, no a imitar.
A vivir, no a mirar. 
Ser fiel a uno mismo es dar el salto al vacío de ser un original, y no el camino seguro de una fotocopia.
Ser fiel a uno mismo es mirar hacia adentro y sentirse satisfecho.
Ser fiel a uno mismo es no desear ser otro, ni tener lo de otros.
Ser fiel a uno mismo es quererse lo suficiente, como para no desear la vida de nadie, por dura que pueda ser la propia.

Registros Akásicos - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 2015 Pablo Benítez