Blog - Nunca estamos solas

ACEPTAR-SE, AMAR-SE, RESPETAR-SE

Dicen que la noche en Glasgow es única. Por sus mujeres…Y no entendí el concepto hasta que las vi en acción.

Ya desde las 7 de la tarde los pubs comienzan a llenarse. Para ellos y para ellas comenzó la fiesta. Los lugares no se dividen por edades, sino por gustos musicales. Y todas llevan los escotes más largos del Reino Unido y aledaños, las faldas más cortas y los tacos más altos. Al llegar la madrugada se quitan los zapatos y los abandonan en el lugar de los hechos para poder llegar caminando a sus casas.

Escotes, faldas y tacos son llevadas por las más jóvenes y por las abuelas. Con el mismo donaire, el mismo garbo y la misma certeza de que se ven bien. Y eso es lo que hace para mí que la noche de Glasgow sea única… que sus mujeres se sienten bellas, se viven bellas y se transmiten bellas, por sobre edad, canas, kilos , ni estándares de moda.

Aquí en Madrid el calor cayó como una bendición soleada. Y me lo pensé dos veces antes de vestirme fresca. Entonces recordé a las pictas, a aquellas mujeres antiguas de Escocia, guerreras, inependientes, matriarcas, antecesoras seguras de las de Glasgow. Ya no lo dudé. Aceptarse tal como se es. Quererse a una misma. Sentirse plenas, honrar cada parte del cuerpo y llevarlo con amor, nos libera de preocupaciones que nos quitan vida, tiempo y alegría.

Aceptarse, amarse, respetarse. Y agradecer estar vivas. Tal vez venga de eso la cosecha. Cada mujer puede ser la que desee con la magia más antigua e infalible… saberse y quererse.

Bendiciones!

Simone Seija Paseyro
Lectora de Registros Akásicos

Deja un comentario