Blog - Nunca estamos solas

Uno diferencia el trabajo…

Uno diferencia el trabajo del placer cuando bajo ninguna circunstancia lo abandona… cuando te encontrás estés donde estés, sacando un papelito y anotando, porque se te ocurrió una idea que “puede ser linda para la página”. Hace más de un año que nació esta vía de comunicación. En ese tiempo he viajado, me he tomado

La razón por la que…

La razón por la que depositamos en el afuera lo que está en nuestro interior, tiene que ver con nuestra historia. Nuestros dolores. Nuestros amores. Nuestros desamores. Nuestras necesidades. Nuestras expectativas. Nuestras frustraciones. Cada uno de nosotros tiene una mirada personal sobre las cosas. Respetable. Aunque pueda resultarnos incomprensible. Cómo decía una amiga… que no

Las amigas

Las amigas son las que acompañan cuando el mundo se nos cae a pedazos. Las que cuando creemos que no podemos más sostienen nuestra mano y nos dan la certeza de que por malo que sea, va a pasar. Las amigas son las que escuchan los dolores y no cierran el corazón. Porque entienden de

EL MONTE SAN MIGUEL

Peregrinación, en términos junguianos, es la expresión y el esfuerzo de circunvalar el Yo, de “despertar la divinidad”. El objetivo es la sanación, la plenitud y la transformación. Hay una peregrinación interna, de descubrimiento de sí mismo. Y hay otra que tiene que ver con ir a lugares que nos conectan con lo intangible. Desde

LA CIUDAD ERES TU MISMO…

¿Dónde estás ciudad tan buscada? …acá, rezan sus iglesias. Acá, susurran sus árboles. Acá, ronronean sus gatos. Acá, entonan sus negros sin tambor. Acá, lloran los cuerpos enroscados que duermen en las veredas de Rue Rivoli. Acá, cimbran sus goces los estudiantes en el Quartier Latin. Acá, ladran los perros tirando de las correas de

PARÍS…

Su manteca y su confiture sobre la barra de pan crujiente. Su leche espumosa que logra quebrar la causa de toda una vida de detestar cordialmente el café con leche. Las librerías, las formales y los puestos de libros sobre el Sena, donde Anais Nin y Nietzsche se encuentran por tres euros siempre que te